Reseña histórica  Plan de Pensiones Ministerial, Inc.

Por muchos años se venía contemplando la necesidad de proveer alguna seguridad económica a los  miembros del Cuerpo Ministerial que estaban alcanzando edades avanzadas y  que veían sus fuerzas mermadas para continuar laborando eficazmente en la viña del Señor.  Hacer algo por estos esforzados luchadores fue el sueño de muchos.

La idea cobró forma definida en la mente del Rvdo. Eleuterio Feliciano, presidente de la Iglesia de Dios Pentecostal, M.I.  En el 1975 se nombró una Comisión para estudiar la viabilidad de un Plan de Pensiones.

El proyecto se encontró con la dificultad que representaban los miembros del Cuerpo Ministerial que ya tenían la edad de jubilación.  Su incorporación al Plan, produciría un déficit de más de medio millón de dólares a corto plazo.  El Ejecutivo Regional, sumamente interesado en que el Plan pudiera ser viable, prometió subsidiar el déficit aportando $450,000 a base de $30,000 anuales por quince años.  Además, subsidiaron un 33% de las aportaciones a todos los pastores mayores de 55 años.

Superado ese escollo, se procedió a redactar un Reglamento.

En la Asamblea Extraordinaria efectuada en el 1975 se aprobó la Resolución que creaba el Plan de Pensiones de la Iglesia de Dios Pentecostal, Moviemiento Internacional, Región de Puerto Rico.

El Ejecutivo Regional nombró la Junta de Directores conforme al Reglamento aprobado.  La Junta y el administrador lograron preparar con un gran esfuerzo todos los detalles necesarios y en enero de 1976 se comenzó a recibir las aportaciones de los primeros miembros.

Dios nos ha bendecido y nos ha dado la gracia y el conocimiento para el contínuo desarrollo del Plan de Pensiones.  Al presente, el mismo está solvente y cumpliendo el propósito para el cual fue creado.  Por lo que podemos decir con suma satisfacción y gratitud: “Ebenezer, hasta aquí nos ha ayudado Jehová”.

Objetivos

  • Proveer beneficios de pensiones a los  miembros del Cuerpo Ministerial.
  • Brindar seguridad económica, emocional y espiritual a la familia pastoral.
  • Proveer beneficios a los miembros del Cuerpo Ministerial, su familia o beneficiarios designados en caso de muerte del participante.

Elegibilidad

  • Cualquier miembro del Cuerpo Ministerial que haya cumplido 20 años de edad y que haya sido promovido a pastor II.
  • Miembros del Cuerpo Ministerial con Ministerios Especiales, cuya credencial sea renovada por segunda ocasión y esté vigente.
  • Miembros del Cuerpo Ministerial de otras Regiones Eclesiásticas dentro del territorio de los Estados Unidos y que sean ciudadanos legales del mismo.

Beneficios

  • Una anualidad que provea pagos mensuales, comenzando en la fecha normal de retiro del participante o cuando se acoja al retiro, de ahí en adelante es vitalicio.
  • A los cónyuges que sobreviven se le asignará una cantidad de acuerdo a las aportaciones acumuladas que aún tenga el fallecido.
  • Un participante podrá acogerse al retiro a los 63 años y recibirá el 75% de la pensión.  La pensión estará basada en la edad al momento de la jubilación.
  • Los miembros tienen derecho a hacer préstamos hasta un máximo de 80% de sus aportaciones.