Cuentan con ocho centavos de cada dólar que deben

miércoles, 30 de noviembre de 2016 – 12:17 PM

Por Ricardo Cortés Chico

director (horizontal-x3)

Pedro Ortiz Cortés, administrador de los Sistemas de Retiro. (Juan Luis Martínez Pérez)

Los activos de los sistemas de retiro de empleados del Estado Libre Asociado se acabarán a mediados del 2018 si no se toman acciones urgentes que inyecten efectivo.

Esta mañana el administrador de los Sistemas de Retiro (ASR), Pedro Ortiz Cortés, detalló que actualmente los sistemas de retiro de empleados del Estado Libre Asociado y la Judicatura cuentan con $2,780 millones en activos mientras deben a los pensionados alrededor de $33,247 millones. Esto es equivalente a contar con ocho centavos por cada dólar que deben los sistemas en pensiones.

La situación, que debió subsanarse con las reformas a los sistemas que se impulsaron en el 2013, ha empeorado, en parte, por los retrasos en el pago de las contribuciones de los patronos al sistema, y porque el gobierno central no cumplió con las aportaciones adicionales que se legislaron como parte de la reforma.

Ortiz Cortés admitió que se suponía que a partir del año fiscal 2014 el sistema recibiera entre $120 y $595 millones anuales. Sin embargo, solo han recibido $138 millones, cifra que está muy por debajo de lo estipulado en la legislación.

“En el futuro tiene que haber algún tipo de reestructuración de deuda que libere recursos que inyecte recursos al sistema”, recomendó Ortiz Cortés durante el quinto día de las vistas de transición que se celebran en el Departamento de Estado.

El funcionario afirmó que mensualmente pagan a los jubilados alrededor de $117 millones, mientras que reciben de los empleados activos unos $44 millones. La diferencia entre ambas cifras se atiende con la venta de activos, pero pronto estos se acabarán.

Ramón Rosario Cortés, miembro del Comité de Transición Entrante, cuestionó por qué ante la falta de pago del gobierno central, no demandaron al gobierno exigiendo el desembolso.

El administrador indicó que, aunque esto se contempló, la Junta de Gobierno de la ASR no tomó esa decisión. Indicó que entendieron que, ante la situación económica delicada del gobierno central, debían seguir un camino más diplomático. Sostuvo que las disposiciones actuales de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés) establecen la necesidad de recapitalizar las pensiones de los maestros.

Durante la audiencia, también hubo un careo entre el administrador y los miembros del Comité de Transición Entrante, porque Ortiz Cortés rechazó la idea de que el sistema está en la actualidad insolvente. A su juicio, la insolvencia llegará a mediados del 2018 cuando no se tenga dinero para pagarle a los pensionados. Sus afirmaciones se dieron a pesar de que detalló poco antes describió el agotamiento de los fondos, la urgente acción que se requiere y el hecho de que la deudade la ASR a los bonistas supera los activos que posee la entidad gubernamental.

El presidente del Comité de Transición Entrante, Elías Sánchez, cuestionó sobre el movimiento del dinero entre la ASR y el Departamento de Hacienda, ente que emite los cheques a los jubilados. Resaltó que actualmente Hacienda pone los fondos que le envía la ASR en la cuenta principal del gobierno, de donde se saca para pagar otros asuntos del gobierno. Esta ausencia de una cuenta segregada lo llevó a argumentar que el gobierno actual estaba usando el dinero de los sistemas de retiro para pagar asuntos que no están relacionados a los pensionados.

Recuperado de: http://www.elnuevodia.com/noticias/politica/nota/sistemasderetiroquedaraninsolventesenel2018-2267650/