(horizontal-x3)En la foto Wanda Santiago, directora ejecutiva del Sistema de Retiro de Maestros. (Archivo / GFR Media)

El Sistema de Retiro de Maestros (SRM) está vendiendo sus activos de inversión para poder cumplir con el pago de las pensiones, que hoy día ya supera la cantidad de aportaciones de los educadores que aún no se han  jubilado.

Los activos de inversión son fondos (dinero) aportados por los educadores que es invertido en el mercado de valores para que genere  ganancias.

La acción del SRM es como si el dueño de una casa vendiera los enseres, el auto y la misma casa para poder pagar sus deudas. A este ritmo, el sistema de retiro perdería  todos sus activos antes del 2020. Además,    obliga al Gobierno central a hacerse cargo del pago de las pensiones de los maestros, indicó su directora ejecutiva, Wanda Santiago.

“Actualmente tenemos una nómina para pagar pensiones de $708 millones anuales y solo tengo dinero para pensiones y gastos operacionales para  cubrir $430 millones.  Eso significa que cuando comparo eso con lo que ingresa al Sistema -como aportaciones individuales, patronales, pagos de préstamos, los pagos de los servicios no cotizados y alguno que otro ingreso de rentas y otras cosas- no me alcanza  para pagar las pensiones. Nosotros ahí trabajamos con un déficit de flujo de efectivo”, explicó.

“Yo tengo que vender mis activos de inversión, cada año fiscal, cada mes… vamos evaluando y cuatro veces al año tengo que vender para pagar mi nómina. ¿Qué significa eso? Que está saliendo más de lo que entra”, agregó la funcionaria.

Dijo que la insuficiencia existe por varias razones y mayormente emana de los cambios que se le hicieron a la ley orgánica del SRM que dio paso a la Ley 160, aprobada en diciembre del 2013. La ley fue impugnada -con éxito- en los tribunales del País.

“Esa medida se diseñó a largo plazo para poder buscar fondos para mantener el Sistema y pagar las pensiones. Al ser impugnada en los tribunales hubo varios aspectos que se perdieron, quedó inconclusa”, apuntó Santiago.

El aumento en la cantidad de maestros retirados también incide en la insuficiencia del SRM, reconoció la funcionaria. Actualmente, hay 41,890 maestros pensionatos mientras que hay 37,741 maestros activos aportando al SRM, informó.

“De acuerdo a lo que vemos todos los días, es antes del 2020 que se acaban los activos”, agregó.

Hace más de cinco años que el SRM se ve precisado a vender sus activos, pero “al  aumentar cada año las pensiones, pues aumenta más la venta”, dijo la funcionaria. Actualmente, su cartera de inversión es de $1.2 mil millones cuando en el 2012-13 era de $1.9 mil millones.

Desaparece el SRM  

“Si nosotros no tenemos una inyección de capital, en el 2020 nuestros activos se acabarían. La misma ley dice que el gobierno asumirá el pago de las pensiones si no se hace nada”, explicó.

La Ley 160  tenía la intención de reducir el déficit operacional del SRM. El estatuto cambiaba la forma en que  los maestros activos aportaban al SRM y establecía también nuevos parámetros para los maestros de recién ingreso.

Según el argumento del Gobierno, la medida permitía alargar la vida del sistema más allá del 2020.

Pero en abril del año pasado, hace exactamente un año, el Tribunal Supremo declaró inconstitucional ciertas partes de la Ley porque iban en contra de los derechos contractuales de los educadores. Fue así que los maestros activos, se libraron de un alza escalonada en la aportación al SRM. Pero esta nueva fórmula sí le aplica a los maestros  de nuevo ingreso o contratados a partir de la fecha en que se aprobó el estatuto.

Además, los jueces del Supremo mantuvieron la constitucionalidad de la sección de la Ley 160 que elimina los bonos de Navidad, verano y de medicamentos. Esto es lo que se conocía como las leyes especiales.  Los maestros pensionados que ya recibían este beneficio lo retuvieron, pero se les redujo el bono de Navidad de $600 a $200 y se eliminó el bono de verano. Todo esto, según Santiago, tuvo un efecto favorable en las finanzas del SRM.

Alza en los jubilados. Pero la cantidad de maestros jubilados ha ido en aumento y esto ha causado que la situación  del SRM siga empeorando. De hecho, en la actualidad hay más jubilados que maestros activos aportando al SRM, dijo.

Estos cambios   y la incertidumbre que causó en los educadores provocó que algunos optaran por retirarse, lo que supone una carga adicional para el SRM, indicó la directora ejecutiva.

Sin embargo, aclaró que la cantidad de maestros que se retiró no es la que vaticinaron los sindicatos magisteriales. Estos argumentaron que la Ley 160 provocaría el éxodo de unos 7,000 maestros, lo que llevaría al SRM a colapsar en el  2018.  Santiago dijo que en el 2014 se jubilaron 2,804 maestros y no 7,000. La cifra es mayor si se compara con los 1,578 maestros que se retiraron en el 2012 y los 1,685 que hicieron lo propio en el 2013.

“Esto va a en aumento. El Sistema ya tiene más de 30 años de fundado y ya hay una gran cantidad de maestros cualificados para irse. En los próximos años, cada día, va a haber más maestros que se van a ir. Lo que decimos es que el sistema está maduro porque la gran mayoría de los maestros está cualificado para solicitar una pensión”, manifestó.

Destacó que esta situación era predecible y era lo que intentaba atajar la Legislatura con la aprobación de la Ley 160.  Además, reconoció que la ausencia de una inyección adicional de dinero también ha incidido en la precariedad económica del SRM.

La Ley 160 estipulaba que el SRM recibirá $30 millones para el 2016-17, $30 millones adicionales para el 2017-18 y $60 millones para el 2018-2019.

Se busca un remedio  Cuando se le preguntó a Santiago si ha consultado con el Ejecutivo algún curso de acción o salida que remedie la fragilidad económica del SRM, la funcionaria respondió,  “no he tenido la oportunidad de hablar, pero en la Junta (directiva) hemos hablado de buscar alguna alternativa, una medida en consenso con los gremios para hacer algo por el sistema”.

No obstante, Domingo Madera, uno de los síndicos del SRS, dijo que hace dos meses  “los gremios tuvieron que prácticamente  obligar al Sistema para que se diera una reunión”.

“Se dio tras una manifestación frente a las oficinas del Sistema”, dijo el también el presidente de Educadores Puertorriqueños en Acción.

“Si seguimos arrastrando los pies, va a llegar el momento en que el sistema se va a quedar sin dinero”, sentenció.

Además, Emilio Nieves,  presidente de la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación,  recordó que el gobierno tampoco ha echado mano a las propuestas que dio el liderato magisterial tras múltiples reuniones que se hicieron cuando se discutió la Ley 160.

Así las cosas, Santiago espera por la nueva evaluación actuarial para saber cuáles son las recomendaciones.

“Tenemos que esperar los números del actuario. (Pero) viendo los maestros que se están yendo, viendo la tendencia y que se invirtieron las gráficas, que hay más pensionados que activos y no se aprobó lo que estaba en la ley   por la impugnación de los tribunales, el panorama no es bueno. Entendemos que los activos, los chavos se acaban antes”, concluyó la directora.

Recuperado el 254-abril-2015 de: http://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/moribundoelretirodemaestros-2037991/