El sistema se queda sin fondos y fue eliminado repentinamente por la arquidiócesis

Muchos maestros no podrán acogerse al retiro ante la grave situación. (GFM Media)

Norma Cardoza esperaba jubilarse en septiembre. Tras más de 30 años como maestra en un colegio de la arquidiócesis de San Juan, entendía que ya era tiempo de un cambio a una vida más calmada. Era hora de su retiro.

Su plan era simple. Solicitaría la pensión del seguro social y complementaría esos ingresos con el Plan de Pensiones de las Escuelas Católicas de la Arquidiócesis de San Juan. El jueves, sin embargo, sus planes se fueron abajo.

Una carta de la arquidiócesis cancelaba las pensiones de los maestros. Simplemente afirmaba que no tenía  los fondos suficientes para seguir con los pagos, por lo que se daba por terminado el beneficio a los maestros.  “La situación actual del plan es que los pagos de pensiones superan, por mucho, las aportaciones de los patronos, resultando en una reducción sustancial en los activos del plan”, dice la carta firmada por Ana Cortés Crespo, identificada en la misiva como representante del auspiciador del Plan.

 Se trata de una situación muy parecida al Sistema de Retiro de los Maestros del Gobierno, el cual enfrenta un serio problema actuarial puesto que los ingresos del Sistema no son suficientes para mantener los pagos en las pensiones. Como consecuencia, las inversiones del Sistema se agotan poco a poco.

“No hay pensión para nadie. Después de 36 años lo cancelaron. Todos contábamos con esta pensión para el retiro. Esto tiene a todo el mundo afectado. Ahora mismo no me puedo retirar porque el dinero no me va a dar”, dijo Cardoza, quien imparte cursos de inglés en el sistema de escuelas de la Iglesia católica en San Juan.

En una comunicación escrita del Plan de Pensiones de las Escuelas Católicas, se sostiene que este beneficio, según dispuesto desde sus orígenes en el 1979, puede ser suspendido en cualquier momento, puesto que las aportaciones son hechas en su totalidad por las escuelas empleadoras.

No obstante, Cardoza afirmó que se trata de un derecho adquirido por los maestros. Indicó que, como ella, son muchos los maestros que se mantuvieron bajo el sistema de escuelas católicas por la promesa de beneficios al momento del retiro. “Este plan de retiro se hizo en un momento en que muchos de los maestros se estaban yendo al Departamento de Educación por los beneficios que tendrían allá”, dijo la maestra, que ayer servía de portavoz de los afectados por la decisión de la arquidiócesis.

En la comunicación escrita de la dependencia de la arquidiócesis, sin embargo, se detalla que para mantener el plan se tenían que aumentar significativamente las aportaciones al sistema. Esto, sin embargo, fue descartado por la delicada situación económica que enfrentan muchos de estos colegios privados de la Iglesia católica. De hecho, se precisó que de 63 escuelas católicas (patronos) que aportaban al sistema a nombre de cada uno de los empleados, ahora solo quedan 43.  “Los patronos participantes en su mayoría se han visto afectados por la difícil situación financiera que atraviesa el País, por lo que aumentar sustancialmente las aportaciones al plan no era factible. Luego de la terminación de los activos remanentes en el plan, se repartirán mayormente entre los pensionados conforme al Documento del Plan y a la distribución sugerida por el actuario”, lee la comunicación escrita.

“La mayoría de los planes de beneficios definidos (como el de estas escuelas) han tenido que enmendarse o eliminarse debido a factores tales como el aumento en la expectativa de vida de los participantes y la crisis en el mercado de valores que resulta en menores ingresos por las inversiones haciendo muy oneroso mantener un plan de este tipo”, añade la comunicación escrita.

Cardoza, sin embargo, ayer no estaba tan convencida de esta explicación, puesto que la Iglesia se ha negado a abrir sus libros de contabilidad y explicar esa baja en los ingresos que alegan. Indicó que se amparan en la separación de la Iglesia y el Estado para argumentar que no tienen por qué detallar las cuentas del sistema.

“Ellos no se dan cuenta que con esto están empobreciendo al maestro que dedicó su vida a estos colegios y los niños. El seguro social no da para vivir. Con esto, en mi caso, están eliminándome $923 mensuales que era lo que me correspondía de pensión”, dijo Cardoza.

La explicación

“Lamentamos tener que informarles que la Junta de Síndicos del Plan de Pensiones, luego de asesorarse con expertos en planes de pensiones, nos ha recomendado terminar el mismo y los patronos participantes han votado a favor de dicha terminación. La situación actual del plan es que los pagos de pensiones superan por mucho las aportaciones de los patronos lo que ha resultado en una reducción sustancial en los activos del plan”

“El último pago de pensión se hará en junio de 2016 y los activos remanentes en el Plan luego de ese pago se repartirán mayormente entre ustedes según lo que estipula el Documento del Plan y la distribución preparada por el actuario”.

Recuperado de http://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/eliminanpensionamaestroscatolicos-2177657/