• Vivir en un ambiente de dignidad que satisfaga las necesidades básicas.
  • Disfrutar de un ambiente de tranquilidad.
  • Recibir un descanso adecuado.
  • Recibir alimentos, cuidado físico y mental.
  • A no ser maltratado física ni psicológicamente mediante el uso de fuerza o violencia.
  • Recibir protección, seguridad física y social contra abusos.
  • Escoger con qué parientes desea convivir o el lugar donde desea hacerlo.
  • Desempeñar una profesión, ocupación y oficio.
  • Obtener un empleo libre de discrimen.
  • Tener acceso a beneficios y servicios públicos.
  • A no sentir temor de sufrir daño físico o psicológico.
  • Recibir atención médica.
  • Tener acceso a beneficios y servicios públicos.
  • Ser escuchado, atendido y consultado en asuntos de interés público.
  • Vivir libre de presiones, coacciones y manipulaciones.